viernes, 18 de noviembre de 2016

UNA DECLARACIÓN DE… RABIA
 Resultado de imagen de puerta entreabierta
Me miran, lo sé.
Se admiran de que mi rabia
se refleje contra los azulejos de la cocina,
reverberando asfixia,
vaticinando silencios de lluvia lenta…

Nada hace que hoy sea un día diferente,
ni siquiera mi rabia.
Todo sigue igual,
nadie me reclama en otra vida,
la soledad se agiganta…

Las sillas se arrastran en un jazz cansino,
sigue la música de los cubiertos sobre el plato.
Suenan destemplados y a contratiempo,
como siempre…
Ellos y yo, masticamos
los últimos pensamientos monótonos.

Mientras, suenan noticias truculentas,
desgranadas con el pan crujiente
sobre el mantel;
se mojan de grasa desequilibrada
en masacres a todos los niveles,
sobre la mesa…
Sentados unos junto a otros,
miramos al vacío
escuchando la nada...

Les hablo de nuevo,
esta vez con fuerza y cortante...
Asumen, callados, que tengo un mal día.
Sí, lo sé,
pero no saben que sigo
persiguiendo las ganas de irme,
abandonar,
soñar cada día un claro amanecer…

Ellos lo ignoran, o quizá lo saben;
aunque difícilmente dejaré atrás
los títulos de esposa,
de hija,
de madre,
de hermana,
de buena vecina,
de lealtad y de sangre
borrando pasados…
completamente…

Miro sus caras de asombro.
Respetan mi infelicidad,
sí, la respetan,
parecen reconocerla en la suya...

Sacudo mi desdén 
entre sus conversaciones de penumbra;
sazono retintines, 
dilemas de sueños rotos 
entre sus mensajes.
Ahora me suenan indiferentes. 
Recojo la mesa, como yo, adornada de desgana. 
Siento mi dolor entre visillos
ensombreciendo silencios de alma incompleta.

Veo la puerta por abrirse,
la libertad...
Deposito las llaves en la mesa y desisto,
no me voy, como acostumbro;
no voy a nacer a una nueva vida
porque me espera “nadie” y si me esperara, tanto me da,
es lo único que parece despejado…
He de ser mi sueño:
independizarme de lastres interiores
para decidir...

Solo eso.

Se van.

Quedo con mis pensamientos
a gusto, en soledad,
esa que pierdo, intermitentemente,
a la hora de las comidas,
como siempre...          

Pincho mi esperanza sobre la mesa
con un tenedor 
y miro como se desangra…

lentamente.

martes, 1 de noviembre de 2016

EXCURSIÓN A AGUILAR DE CAMPOO
 Resultado de imagen de aguilar de campoo nevado 2015
El jueves hicimos la excursión cultural de fin de curso de las “Amas de Casa” Se decidió ir a ver el Románico de Aguilar de Campoo, punto de enlace con Cantabria, Bilbao, Burgos, y Asturias. Se puede considerar capital del Románico Palentino.

Al llegar nos recibió el Río Pisuerga, pasamos el puente y me quede gratamente sorprendida por una plaza preciosa con fuente, arcos con comercios y muchas casas con miradores, cafeterías y terrazas... Es el pueblo de las galletas.

Y allí erguida casi como una catedral La Colegiata de San Miguel. Mientras llegaba la hora acordada para visitarla pasamos el rato en una terraza.
Estábamos bien allí, se notaba vida.

El Sr.Enrique, que debe de ser una institución en el pueblo, es el encargado de explicar y enseñar La maravillosa Colegiata de origen visigodo, que conserva la puerta románica, y por dentro también gótica. Estuvo más de una hora explicando y abriendo sitios, viendo Cristos antiquísimos, y subiendo unas cerca de cincuenta escaleras de caracol, llegamos a otro recinto, lleno de más cosas valiosas y una colección de Vírgenes.

Nos fuimos dando un paseo hasta el Hotel Restaurante Valentín. Precioso enclave desde donde se ve el Castillo y la ermita de Santa Cecilia. Es un sitio muy famoso a juzgar por todos los diplomas y galardones que tiene. El comedor decorado con cantidad de cosas y muy acogedor se llenó y comimos el Menú que era estupendo y muy bien de precio. Nos atendieron estupendamente y fueron muy amables.

Teníamos que ver el Monasterio de Santa Mª La Real. –Por ahí se va, nos dijeron, y nos señalaron un paseo precioso entre árboles gigantescos que iban a dar al citado sitio. En el siglo XIII Fue una abadía cisterciense, con mucho auge, hasta la desamortización, en que quedó completamente abandonada, conociéndose como “convento caído” Tras dos años de intensos trabajos el 5 de julio del 2006 abrió de nuevos sus puertas para mostrar de nuevo el arte románico ROM. Tiene un Claustro maravilloso.

                    Regresamos por la orilla del río. Vimos un parque precioso con puentecitos de madera, la orilla con balaustrada de madera y paseo peatonal era una delicia, la tarde preciosa, todo muy limpio y cuidado invitaba al paseo, y seguimos para ver el Monasterio de Santa Clara, otro remanso de paz.

En las oficinas de Información y Turismo, el suelo acristalado contenía parte de las murallas, y allí nos informaron que en el centro del pueblo está la ruta de los escudos y palacios.

El resto de la tarde la dedicamos a esa ruta y las “siete Puertas” que se van viendo aquí y allá. Como comprenderéis, estábamos cansadas ya y sin ganas de subir a ver el Castillo, así que nos tomamos un refresco sentadas en la terraza de la plaza hasta la hora de regresar ¡Día completo cultural!

Cantidad de veces había pasado por ahí, incluso paradas para comprar galletas pero nunca nos adentramos. Me alegro muchísimo de esta excursión.

¡Cuántas cosas bellas tenemos a nuestro alrededor que no conocemos!

                                               Mª Eulalia delgado González ©

                                                Mayo 2016
SIEMPRE

 Resultado de imagen de AMOR
Siempre nos amamos deprisa,

piel a piel,

sin espacios y en silencio

de puro escalofrío,

en un nada importa

mas que tú y yo...



Siempre deprisa

besándonos cuerpo y alma

en el vértice del espacio,

cerca, muy cerca del más allá,

donde el mundo pierde los versos...

y los adioses.



Siempre, siempre

llegamos al horizonte,

al sin fin,

al otro lado del espejo

donde se junta lo real,

lo infinito...



 Siempre nos amamos deprisa

porque el tiempo nos traiciona

perdiéndose en cada beso,

en cada latido,

en cada caricia y en todos los te amo...



Mas, hemos aprendido a encadenarlo

en la ternura del después…



Queriéndonos… siempre.



©Ángeles Sánchez Gandarillas


Bahía de Cuevalobos14 
Resultado de imagen de BESO AMOR
La noche crece de sombras
de flores tristes y de tinieblas vanas
por el camino a tu casa
se agitan las pasiones, los instintos y las ansias

En la oscuridad de tu alcoba
entre encajes y calores, me esperabas
como tallos verdes partidos
como nostalgias malvas
como uvas azabaches redondas
tu regazo se desgranaba

Luego la furia de los besos
de las ropas rasgadas
de los colgantes de azófar,
de los cristales, de los espejos, de los bronces y de las platas

Llegar a tu alcoba, a tus tinieblas calladas
emboscarme en tu pecho, comer tus frutas, enamoradas

Luego sentir el hielo de la huida
Correr entre gritos y acechos
Con los muslos acuchillados por las zarzas
Borrar las fechas. Dejar de saber tu nombre
Olvidar tu voz de mujer desposada

Agustín Laguna ©
Bahía de Cuevalobos, 1999. Retrato de mujer Quinten Massys (1465-1530).



Bahía de Cuevalobos12
 Resultado de imagen de AMOR ABRAZOS
Atravesamos
aquel parque

Después
de todos
aquellos años
sin vernos

Al fin tenías carne y sonrisas
nos deslizamos, absortos, aprendiéndonos
no sé cómo pudimos resistir sin volar

Se iba la tarde y ardíamos

Agustín Laguna ©
Bahía de Cuevalobos, 1999. Retrato. Andrea Solario (1465-1524).


7 Bahía de Cuevalobos
Resultado de imagen de AMOR ABRAZOS
Tú y yo empapados
con la sangre de las olas

Te desnudas en arenas y sal
te enroscas en la yuca silvestre
en el árbol del desierto
te quiebras, con la prisa del placer
el fango se retuerce bajo tu peso
gritas corales y amapolas

Luego te vas, sin volverte
regresas sucia y luminosa

Agustín Laguna ©
Bahía de Cuevalobos, 1999.











TE ABRAZO            
                         Resultado de imagen de ABRAZO

Te abrazo

Te abrazamos miles millones

 Nunca tuviste miedo



Cuando cortaron internet

Enviabas palomas mensajeras

Defendiste tu dignidad

No lograron humillarte



Tú eres ahora

Un manantial de sangre

Un grito de agua

Una hoguera de luz


Ya eres paloma

Volarán tus poemas

Vestida de Luna y nubes

Llevarás tus mensajes

Nadie podrá tocarte


Te lloramos miles millones

Eres nuestra hermana

Nuestra novia nuestra hija


A Ruqia Hasan Mohamed

Filósofa en la mítica Alepo

Luchadora en Raqqa

Decapitada por el Islam



29 años alma kurda




Agustín Laguna ©
QUIERO DESPERTAR Y ABRAZARTE         

 Resultado de imagen de DESPERTAR A TU LADO ABRAZO
Quiero despertar y abrazarte

Vestido de silencio y penumbra

Ingresar en la avenida de tus sueños

Ingrávido

Sumergirme en la paz de tu cuerpo

Y dejar que pasen los tiempos



Sin más consciencia que estar a tu lado 





Agustín Laguna ©
LAS GAFAS   II
Resultado de imagen de GAFAS

                        Casi todos tenemos gafas.
                        Las hay de todos los colores,
                        hasta metalizadas
                        y de color miel.

                        Unas fueron graciosas,
                        redondas y grandes.
                        Se las ponían las chicas
                        Del “Un, Dos, Tres”,
                        apuntando en sus libretas
                        tantas preguntas ganadas,
                        de los concursantes a las diez.

                        Mejor tener dos pares.
                        Es cosa graciosa
                        lo que nos pasa con ellas.
                        Las buscamos como locos
                        llevándolas siempre puestas.

                                               Mª EULALIA DELGADO GONZÁLEZ
                                                           Mayo 2016




sábado, 7 de mayo de 2016

OLVIDO

Añoranza
 
Asoman entre racimos, hielos y resacas hasta secarme la piel añorando tus sedas en besos de ternura...
Un espacio se abre oscuro mientras un rayo de luz me corta el alma que sangra adolescente abrasando mi cara. El cuchillo de luz me oprime el pecho, angustioso, pesado; me pesa como la Tierra misma y parece intentar socavar más vacío en las paladas que se forma tumba cada vez más profunda, inacabable…
Aún así, te sigo reclamando tu espejo de cariño mirando de soslayo tras esquinas y silencios, buscándote, buscándote, Buscándote... y solo hay una puerta de noche sobre la tierra donde, boca abajo, me ahoga de miedo.
Es sueño, me dije, tensando el cuerpo... Mi voz se reseca de tanto nombrarte, llena de tierra, de infierno desde un dolor se extiende recorriendo alma y cuerpo.
Agonizo… Agradezco a los dioses este último viaje…  
Despierto envuelta en barro. Alguien me salvó de la muerte. Lloro desgarradoramente… Volverá la pesadilla, la distancia, tu olvido…
Vuelvo la mirada y, de nuevo, comienzo a añorarte…
Lágrimas de olvido se rebozan entre congojas sobre una almohada…  
Aún estás a mi lado.  
El abandono se esconde entre besos ilusionados, serenos porque compruebo que se ha despertado el día con esperanza, contigo, como ayer, como siempre, como decidimos al encontrarnos: que era, es y será un encuentro de amor coincidente, ese, el esperado, el único, entre tú y yo.
El mundo se apacigua.
 Tu presencia me desnuda de miedos, de distancias, de dolor… Se calma esta tormenta en nuestra realidad, amarnos.

©Ángeles Sánchez Gandarillas


OLVIDO

SI DEBO DESPRENDERME DEL OLVIDO…          
           
Si debo desprenderme del olvido
y ver como se pierde en la distancia,
entonces me daré la media vuelta
saciando en mis poemas la palabra.

Lo malo es que en los versos se destilen
recuerdos y saudades con nostalgia,
que puedan contagiarse con las rimas
dejando mal sabor al encontrarlas.

Se olvidan los recados en las tiendas,
igual que los saludos cuando andas,
se olvida que vivimos un presente
y es antes que empecemos el mañana.

Por eso los olvidos son livianos
y olvidan las fatigas y las ansias,
es fácil recurrir a los cilicios
del alma que se encuentra atormentada.

Pero es que el corazón, con tanto olvido,
ignora los latidos que le lanza,
la vida que le llega, presurosa,
y el soplo con la brisa de la playa.

Olvida hasta el sombrero de Tres Picos,
la orquesta con un solo de guitarra,
la voz altisonante de la Diva
lanzando al auditorio su proclama.

Los padres no se olvidan de los niños,
los niños sí se olvidan cuando vagan,
por calles y rincones indiscretos
jugando a las caninas y las chapas.




No sé si tanto olvido es necesario
y puede que me pase de la raya,
es cierto que olvidar es algo duro
debiendo de alejar tanta amenaza.

"...No olvides, corazón, que yo te quiero,
cuando hablo del olvido y de otras caras,
porque ese es el motivo de mis letras
y tú la Cenicienta de mi causa..."

Rafael Sánchez Ortega ©

08/03/16