martes, 1 de noviembre de 2016

EXCURSIÓN A AGUILAR DE CAMPOO
 Resultado de imagen de aguilar de campoo nevado 2015
El jueves hicimos la excursión cultural de fin de curso de las “Amas de Casa” Se decidió ir a ver el Románico de Aguilar de Campoo, punto de enlace con Cantabria, Bilbao, Burgos, y Asturias. Se puede considerar capital del Románico Palentino.

Al llegar nos recibió el Río Pisuerga, pasamos el puente y me quede gratamente sorprendida por una plaza preciosa con fuente, arcos con comercios y muchas casas con miradores, cafeterías y terrazas... Es el pueblo de las galletas.

Y allí erguida casi como una catedral La Colegiata de San Miguel. Mientras llegaba la hora acordada para visitarla pasamos el rato en una terraza.
Estábamos bien allí, se notaba vida.

El Sr.Enrique, que debe de ser una institución en el pueblo, es el encargado de explicar y enseñar La maravillosa Colegiata de origen visigodo, que conserva la puerta románica, y por dentro también gótica. Estuvo más de una hora explicando y abriendo sitios, viendo Cristos antiquísimos, y subiendo unas cerca de cincuenta escaleras de caracol, llegamos a otro recinto, lleno de más cosas valiosas y una colección de Vírgenes.

Nos fuimos dando un paseo hasta el Hotel Restaurante Valentín. Precioso enclave desde donde se ve el Castillo y la ermita de Santa Cecilia. Es un sitio muy famoso a juzgar por todos los diplomas y galardones que tiene. El comedor decorado con cantidad de cosas y muy acogedor se llenó y comimos el Menú que era estupendo y muy bien de precio. Nos atendieron estupendamente y fueron muy amables.

Teníamos que ver el Monasterio de Santa Mª La Real. –Por ahí se va, nos dijeron, y nos señalaron un paseo precioso entre árboles gigantescos que iban a dar al citado sitio. En el siglo XIII Fue una abadía cisterciense, con mucho auge, hasta la desamortización, en que quedó completamente abandonada, conociéndose como “convento caído” Tras dos años de intensos trabajos el 5 de julio del 2006 abrió de nuevos sus puertas para mostrar de nuevo el arte románico ROM. Tiene un Claustro maravilloso.

                    Regresamos por la orilla del río. Vimos un parque precioso con puentecitos de madera, la orilla con balaustrada de madera y paseo peatonal era una delicia, la tarde preciosa, todo muy limpio y cuidado invitaba al paseo, y seguimos para ver el Monasterio de Santa Clara, otro remanso de paz.

En las oficinas de Información y Turismo, el suelo acristalado contenía parte de las murallas, y allí nos informaron que en el centro del pueblo está la ruta de los escudos y palacios.

El resto de la tarde la dedicamos a esa ruta y las “siete Puertas” que se van viendo aquí y allá. Como comprenderéis, estábamos cansadas ya y sin ganas de subir a ver el Castillo, así que nos tomamos un refresco sentadas en la terraza de la plaza hasta la hora de regresar ¡Día completo cultural!

Cantidad de veces había pasado por ahí, incluso paradas para comprar galletas pero nunca nos adentramos. Me alegro muchísimo de esta excursión.

¡Cuántas cosas bellas tenemos a nuestro alrededor que no conocemos!

                                               Mª Eulalia delgado González ©

                                                Mayo 2016