domingo, 22 de septiembre de 2013

VOLVER





            Volvió Rafael  de la Palma, y estoy deseando encontrarme con él para conocer su impresión  de la isla. Yo estuve allí  hace tres o  cuatro años, y me encantó.  La Palma, conocida entre los canarios como “la isla bonita”, tiene la forma de un corazón alargado hasta  casi terminar  en punta, y gira  toda ella en torno a Taburiente, la enorme caldera volcánica con vértices de alturas que rondan los dos mil quinientos metros.



            Rafael fue a hacer montaña, lo mismo que va otros años a Suiza, Italia o Alemania, por nombrar alguna de sus escapadas Yo solo voy a conocer lugares, por lo que bien pudiera ocurrir que los recuerdos que yo traje del volcán de Teneguia,  del observatorio astrofísico más importante del hemisferio norte, o de los miradores del Roque de  los Muchachos o de Los Llanos, a él no le diga mucho comparado con las vistas asombrosas que sin duda se observan desde muchos lugares de los Alpes. Pero bueno, lo importante es que Rafael volvió.

           

            Pasado mañana me marcho yo con un puñado de amigos de Val de San Vicente a Extremadura, para conocer algunos de los muchos rincones importantes  que aún desconozco de esta hermosa región, y volveré si Dios quiere el sábado dia veintiocho. Un par de días más, y se terminó septiembre. Adiós verano, adiós playa, y adiós turismo, que para nosotros llegó el momento de VOLVER, (con mayúsculas), a nuestro Taller de Escritura. Ignoro lo que Rafael traerá en cartera para esta nueva temporada que vemos a empezar, pero  sea lo que sea, aquí estamos nosotros  para apechugar con lo que haga falta. ¡Por todos los santos del  cielo, que no falle ni una sola persona!  Que por nada del mundo se rompa la gran familia que somos. Y ojalá vuelvan al redil algunas de esas ovejas descarriadas que por una causa o por otra se habían quedado como perdidas entre los pedregales de la vida.



            ¿Habrá sorpresa, y nos encontraremos caras nuevas? Yo quiero apostar por ello. De todos modos, vayámonos preparando para el abrazo del reencuentro.

                               
               J. González ©

2 comentarios:

Aniagua dijo...

Desde el Roque de los Muchachos , en la Palma,también se puede estar en el Cielo , igual que en los Alpes...
Buena entrada
Saludos

Rafael dijo...

Es cierto lo que dices Aniagua y doy fe de ello ya que hace unos días pude disfrutar de la belleza de ese paisaje.
Un abrazo.