jueves, 20 de septiembre de 2012

EX-POSICIÓN E INTER-CAMBIO


Una nueva exposición en la Torre del Preboste, el rincón adecuado para todos los estilos y artistas, bellamente envueltos en ese ambiente y marco medieval, en espacios de piedras y balconadas, luz y vistas que alejan cualquier otro sentimiento-pensamiento que no sea el disfrute del extenso paisaje exterior y, o, el disfrute de las múltiples exposiciones en el interior de sus salas.


Hemos comprobado en estos últimos años que en San Vicente de la Barquera y sus alrededores, que los jóvenes se ponen en movimiento, exponen y se preparan, demuestran así su buen hacer.


En este caso es, Berta López Noriega, estudiante de quinto año en Bellas Artes en la rama de grabados; el año pasado, cursó cuarto en Portugal en el programa Erasmus. Berta, hace una muestra en un certamen espectacular con diferentes estilos. Es su primera exposición individual, aunque lo hizo colectivamente en Portugal y Logroño.


Ha dado un curioso nombre a su exposición, da pie y enlace con lo expuesto, “Como convertirse en un monstruo”, con la imagen espectacular de un colage. Podemos apreciar los bellos y elaboradísimos grabados en cobre de tres óxidos -matrícula de honor en su promoción-, composiciones en todo tipo de base fotográfica, fotoshof; aguatinta, serigrafía, foto grabado, escultura, dibujo, colages, óleos, texturas..., un maremágnum de opciones que prácticamente, pueden convencer a todos los públicos.


Son 17 las series que se multiplican al enumerarlos individualmente, superan la treintena, sin detenernos a contar los reposados en los alfeizares de las ventanas, sobre las maletas de pinturas o, en un archivador de acordeón antiquísimo. Llama la atención que tan solo una de sus obras tiene firma; nos dice que estropea el significado de sus trabajos y la suele estampar en su envés. En algunos pequeños cuadros añade hojas con textos en alemán. Preguntamos el porqué y dice que se trata de un ejemplar escrito en ese idioma y que le gusta el efecto que produce acompañando a los diferenciados estilos.


Durante este recorrido variopinto, podemos disfrutar de los haces de luz convertidos en películas antiguas en blanco y negro; es posible que resuma sus trabajos, o gustan o no, nada de medias “tintas”; esos filmes pertenecen a directores, guiones y actores como Jesús Franco, Soledad Miranda, etc., que muestran realidades y la crudeza de algunas etapas de la vida, al igual que Berta con sus obras. Es posible que asombre o transgreda pero, ¿no estamos viendo en los medios de comunicación guerras, maltrato y violaciones de todo tipo, sangre, abusos de poder, sexo adicciones, masoquismo, pobreza y hambre?, ¿nos retrae o asusta ver este tipo de arte en público?


Como reza el título de uno de sus cuadros: “En todas las casas cuecen habas...”


Sus obras muestran trazos fuertes, seguros y con personalidad, demuestra su seriedad en el trabajo, la constancia y la creencia en lo que quiere expresar, series que conjuntan ideas haciendo punto y renglón seguido de la multiplicidad de su muestra...


Incluso, riza el rizo una jarra de tipo loza en la entrada que hace las veces de jarrón, al lado del proyector y de unos caramelos para endulzar esa verdad, sostiene un ramo de espectaculares dobles margaritas granates, africana o gerbera, se doblan sobre su tallo dando geometría a ese detalle floral, y que a pesar de ser un efecto casual, queda como un guante en esta muestra de arte.


Berta, quizá transgreda en su aspecto y exposición pero, demuestra físicamente algunos sentimientos y situaciones reales, allí, de viva voz y eso, se puede admirar gracias a la osadía y fuerza de su juventud; quizá, esté formándose y cuajando un camino no recorrido por otros o simplemente, sea una de sus etapas artísticas.


Intimidad, fantasía, morbo, violencia, oscurantismo, esclavismo en el poder y el consumo, se contrapone con la poesía del color, la originalidad en el trabajo constante, las ganas de innovar y de crecer, una curiosidad que pone en practica todo lo que llama su atención, todo lo que le interesa descubrir...


Sus esculturas en pan horneado de siete vaginas, parecen dar sexo a la pared donde cuelgan, idea espectacular y de experimento, pues la masa del pan suele cambiar su aspecto al cocer...


Berta es una artista donde la musa se hace nombre, donde la inspiración y la libertad de pensamiento, manifiestan todo lo que nos rodea, ¡todo!


Hay una serie de libros y autores sobre la mesa, incitando a ser abiertos, a leer que Berta tiene antecesores reconocidos. La poesía de Baudelaire sobre la muerte aparece como sideral premonición...


Berta es la margarita bergera, de la familia Compuesta, de doble pétalo o flor, lucida y exuberante tanto en su interior como el interior, y que en su centro, descubre lo que nacerá también como flor –pétalos-; esta hermosa bergera granate tiene tanto peso y belleza que hace doblar el tallo, deja una imagen espectacular que da lugar a la “verdad”... Margarita al fin, como Berta a... “realidad”.




“Como convertirse en un monstruo...”



                                             I

     La respuesta al arte es de sinuosa secuela           

                    y que adquiere el sentido de impotencia en tu alma,

                              donde flota o se ahoga en las pócimas ciegas,

     donde todo es posible y no existen patrañas...




 II

                                                                                                       Cataratas de monstruos y riadas de bestias

          o, pantanos con los cuerpos en paz y a la espera,

                      de torrentes de sangre que espesaron conciencias

                         de cascadas del miedo en locuras ajenas...



                                             III

                      Esas aguas que fluyen o, derivan o, anegan,

                              y el crecer de afluentes a las mares sin tierra,

                                que formaron las islas que nos salvan de ellas

                      y, a mirarnos de frente y a flotar en franquezas...





Ángeles Sánchez Gandarillas ©
1 al 12 de septiembre de 2012

4 comentarios:

isabel dijo...

Hola Lines: Lamento el no haberme enterado de la exposición; pero siguiendo tus líneas he disfrutado de la belleza, de la originalidad y de la realidad del conjunto. Preciosa metáfora la de la flor que se dobla hacia su tallo. Toda una lección de arte. Gracias a la expositora y a ti, crítica del arte. Isabel

isabel dijo...

Hola Lines: Lamento no haberme enterado de la exposición; pero tu pluma crítica me ha hecho disfrutar de la belleza, la originalidad y la realidad de las láminas. Me ha encantado la metáfora de la flor que por su peso se inclina sobre el tallo. Gracias a la expositora y a la buena pluma de la autora.

Anónimo dijo...

HUY, tener tu comentario al cuadrado es todo un honopr, demuestra que las letras son como las pinturas, se puede pintar dos cuadros iguales con diferente color...
Me debías un abrazo; ahora, dos.
Lines

lns dijo...


La pintora local, Berta López Noriega, ha merecido una crónica de la mitad de una página, en el diario asturiano, El Comercio. La autoría de la misma pertenece al afamado crítico de arte Silvino Losa.
¡Enhorabuena!
Fecha: 03-10-2012
http://www.elcomercio.es/hemeroteca/index.php?pag=2&orden=fecha&resPag=20&qAND=ropa&qOR=&qIS=&qNOT=&edicion=/&seccion=&origen=&diaDesde=&mesDesde=&annoDesde=&diaHasta=&mesHasta=&annoHasta=&offset=10
La critica comienza así.
"La pintora Berta L. Noriega nos desvela en su exposición del Torreón del Preboste, de San Vicente de la Barquera, no solo la palmaria existencia de los ángeles, sino que además la refrenda a través de una recreación iluminada de su sexo tomado..." [+]