jueves, 29 de agosto de 2013

VERSOS Y PIANO




Leía unos versos
y en esos instantes
entró a mi ventana
un piano y sus notas
con una balada concreta
y fluida…

Entristeció mi lectura
y mis ojos flotaron en agua salina
de lluvias pasadas
y en tiempos de historias pendientes…

Sonaba a quimera
de abrazos intensos,
y a tiernas presiones
de danzas de seda…

Descubrí a mi pasado
y mi piel se mezcló
con la arena del alma,
y fue junco mi vello…

Lloré muy profundo,
lloré sin querer,
lloré para siempre...
Anegué mis recuerdos.  

Estaba feliz de leer cada verso,
y sentir el asombro,
pero fui soledad en aquella balada
y apreté una joya en mis manos
que se llama esperanza,
porque entró aquel piano en mis ojos...


Ángeles Sánchez Gandarillas ©
2013, en agosto

2 comentarios:

Aniagua dijo...

Dices mucho en tu poema. Es intimista y muy hermoso.
Besos.

lns Ángeles Sánchez Gandarillas dijo...

Muchas gracias, Aniagua. Nació sentimiento y salió poesía..., la que cura el alma.
Abrazo. Lines