jueves, 22 de diciembre de 2011

A TODOS...


A LOS COMPONETES DE EL TALLER DE ESCRITURA Y CLUB DE LECTURA DE LA BIBLIOTECA MUNICIPAL DE SAN VICENTE DE LA BARQUERA

Queridos Cabroncetes:

La putada que me hicisteis el pasado lunes día 19 de Diciembre, fue monumental. Pero deliciosa. Deliciosa, si, pero fue una auténtica putada con la que pasé el mejor, de los peores ratos que se pueda pasar.

No sé explicar las sensaciones. Es como tomar algo amargo que sea muy dulce. Me engañasteis hasta el último segundo. Cuando en el salón de actos apareció Salcines, y se sentó delante de mí, le pregunté donde estaba el escritor, me respondió: “Ahora sube”. Y yo seguía esperando.

Que había un misterio estaba claro, porque media hora antes, abajo, cuando en la biblioteca le pregunté a María por el conferenciante, me respondió que era una sorpresa, que tuviéramos paciencia, que a su tiempo lo sabríamos. Me extrañó ver a Dolo, y le pregunté como había decidido venir este día que no teníamos taller, y la muy ladina me respondió que la avisaron de que viniera porque el acto lo requería. Que había preguntado de qué se trataba, y que nadie sabía nada. Después, así como de forma muy confidencial, me preguntó. “Tu si sabrás algo, Jesús, ¿qué es lo que se va a hacer”…?

Sin tener el menor fundamento pensé en una representación teatral. Subirán un par de cómicos a felicitarnos las Pascuas, me dije. Si, algo raro y especial tenía que haber, cuando hasta el señor Alcalde y sus concejales se habían acercado al lugar.

Y habló María. ¡Ay María, que callado te lo tenías!

Cuando María me nombró, me empezaron a zumbar los oídos, y todavía no han dejado de zumbar por más que los escarbo. De repente comprendí el empeño de Flor en que me sentara en la primera fila, y la tozudez de Nieves de no sentarse a mi lado.

Las lisonjas que me regaló Luis Alberto Salcines, no las escuché. Acabo de decir que los oídos me zumbaban. Si lo sé, es porque aquella noche, en casa, leí y releí el prólogo, y lo tendré que volver a leer para acabar de enterarme.

Pienso que con vuestra maravillosa putada descubrí lo que es un “colocón” de marihuana. Así estuve todo el tiempo, como flotando en el aire. Perdí hasta la capacidad de reaccionar.

Cuando vi entrar a mi familia, el colocón dejó de ser marihuana. Me sentí como si hubiera esnifado coca. Por eso perdonadme que casi me tuvierais que arrastrar hasta el estrado para que Nieves me entregara la maravilla de su libro "MIRADAS".

¡El libro, todo una joya!  Una joya que solo unas manos, como las de Nieves, pudieron confeccionar. No me atrevo ni a tocarle, para que no se estropee. ¡Hasta con pinzas voy a pasar las páginas!

¿Quién seleccionó los relatos? ¿Quién eligió las distintas “Miradas”? ¿Quién decidió desnudar mi vida en un puñado de fotos? ¿Porqué fui tan tonto que no se le pasé a las gentes que me acompañaron para que pudieran ver lo que es un libro hecho con amor?

Y luego la lectura pública de alguna de sus páginas por cada una de vosotras, que me sonasteis como villancicos de Navidad. Y la ausencia de Foncho, y la preocupación por la salud de su madre… Fue una pena la falta de esa “ficha clave” en el puzzle de gente entrañable.

Y las fotos de los profesionales, y las de los que no eran profesionales. Y el señor Alcalde cerrando el acto, y el tontorrón de Jesús que no acertó ni a decir amén….

¡Que no, coño, que no! Que estas cosas no se hacen así. Que podéis joder a uno con un infarto, y además ¿por qué?

¡Eso, eso!, ¿por qué? ¿Tan estropeado me veis que queríais dedicarme un halago antes de que estire la pata? Pues si fue para despedirme como si despidierais el año que se acaba, os va a salir el tiro por la culata. Pienso aguantar por lo menos hasta que en San Vicente se ponga una editorial que imprima todo lo que se escribe en el mejor de los talleres de escritura que hay en el mundo, y que es el nuestro, el que dirige Rafael. ¿A que sí?

Jesús González González ©
(quien os envía besos)

4 comentarios:

nreinor dijo...

Jesús, conseguimos sorprenderte y pasamos un rato desde los previos hasta el final, dificil de olvidar.
Ha merecido la pena, por que te lo mereces y tu tenías derecho a tener un libro, que como tu dices está hecho con mucho cariño.
Tu miras todo y despues lo describes con tal perfección, que al leerlo pones en movimiento a cada personaje que aperece en tus relatos.
Somos muchos los que te queremos.
Felicidades.
Un abrazo,
Nieves

Anónimo dijo...

Aún falta algo, pillín, aún falta algo...
No haber dicho que era un premio y un honor, más o menos, tener un libro de las manos de Nieves, ¡majo, que fuiste tú quien revolvió el cortarro! Desde el verano está Nieves dándole vueltas y hubo veces que la vi hasta mareada y para no caerse, se alió con María y con Flor, y claro, esa terna no deja cabo suelto. Y además sé de buena tinta una cosa que tendré el placer de dar a conocer, sonrío.
Te quiero amigo, como todo ese grupo que te adora.
Lns

Anónimo dijo...

jajajajajajajaja nunca paro de reirme con tus escritos y este no iva a ser menos, fue una gozada ver tu cara de sorpresa cuando la voz de maria te nombro como protagonista del evento con olor a marihuana jajajaja, y mas si cabe cunado nieves cambio el carte con tu nombre y apellidos. jajajaja
te lo merecias :) besotes jeza

Anónimo dijo...

Tengo poco tiempo con vosotros y para mi ha sido tan maravilloso como para los que llevan mucho tiempo...es que Jesús eres inolvidable y este día en el que te sorprendieron de aquella manera también sera inolvidable....Me gusta pertenecer a esta bella familia Barquereña! KA