sábado, 28 de diciembre de 2013

FIEBRE DE AMOR...





Fiebre de amor y desconcierto,
cuando en el silencio me hablas.

No sé si me reprochas,
no sé si me dices palabras de amor.

En mi desconcierto, yo pienso
que son reproches
y siento fiebre porque no entiendo.

Fiebre porque quiero que me digas
lo que quiero escuchar.
Fiebre porque quiero que me hables
con palabras que a mis pobres oídos
puedan deleitar,
y no con silencios, que no sé interpretar.

Tal vez sea por el miedo,
al equívoco ese,
tan arraigado en mi ser.


Blanca García Cabielles ©

No hay comentarios: