domingo, 27 de octubre de 2013

NO LLORES NIÑA, NO LLORES...




No llores niña, no llores ya,
pues tus lágrimas el viento se las llevará.

Una mañana cualquiera despertarás
y tu cálida mano sentirás acariciar.

Escuchas el canto del río al pasar.

Te sientes triste, estás sola.
Sola en tu nacer,
sola en tu peregrinaje.

Caminas triste y afligida como alma en pena
mientras esperas que una luz ilumine tu camino.
Esperas volver a reír, a cantar...
mas sabes que esto no sucederá.





Te resignas a vivir sola,
desamparada de los brazos de tu madre,
sin nombre, sin apellido.

Sólo tu orgullo persiste,
tu amor hacia la tierra, ¡Tu madre!

Vives por ella,
esperando poder regresar.

Respiras y sientes su esencia,
en tu ser penetra y, sin querer,
sabes que jamás la olvidarás.

Blanca García ©

2 comentarios:

Aniagua dijo...

Conmovedor a ratos y desolador en otros instantes...
Me gustó
Un abrazo

Rafael dijo...

Cierto Aniagua, así se desprende de estas letras.
Un abrazo.