martes, 9 de abril de 2013

MADRE QUERIDA.


Madre querida 

Te quedaste dormida
Serena dulce

Te fuiste sin un quejido
Cariñosa inocente

Amabas la luz la vida
Los niños la esperanza

Habitaste un mundo imaginario
De amor y la belleza

Me llevaste en tu sangre
Me hiciste respirar por primera vez

Tantas cosas me han quedado por decirte 
Preciosa mía...
¡Tantas cosas!

No puede haber pérdida más grande
Ni más desgarro
Ni más quebranto
Ni más tristeza

Ya te llevan los ángeles 
Madre...
¡Ya te llevan!

Agustín Laguna ©

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Esa foto y tus palabras,lo dicen todo, dentro de tu corazón, hay un alma sensible,que llora sin consuelo,la perdida de una madre.
Seguro que su sonrisa ya se la habrá contagiado a los ángeles que la han llevado.
Un fuerte abrazo.

Rafael dijo...

Todos nos unimos en tu dolor Agustín.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Dura pérdida. Un abrazo.

Laura