sábado, 16 de marzo de 2013

PROYECTO.





Dos personas. 

Un amor camuflado en amistad.

Una estación de tren.

Él sostiene una maleta.

Ella ahoga unas lágrimas que gritan "LLÉVAME CONTIGO"

Él retiene entre los dientes un feroz "VENTE CONMIGO"

LLega el momento. 

El tren se acerca.

A ella le brotan las lágrimas pero se la han enmudecido las palabras.

Él balbucea cosas sin sentido, le sale apenas un suspiro.

Se abrazan, pero no se besan.

No queda tiempo. 

Él sube el tren con la maleta llena de ropa y vacía de sueños.

Ella se ahoga en el amor y el silencio que lleva dentro.

Él se atraganta con las palabras que no ha dicho.

El tren se aleja llevando dentro la mitad de este puzzle de amor camuflado.

Acaban de decirse adiós queriendo quedarse juntos para siempre.

El miedo a no estar juntos es quien en realidad los ha separado.

Es el silencio a que los escuchen el que los ha callado.

Ya sólo queda esperar que el valor les permita que en algunas de sus cartas
aparezca despistado un "LLÉVAME CONTIGO" entre lágrimas,
o un feroz "VENTE CONMIGO" allá donde vaya.

Susana Arobes Alvarez ©

No hay comentarios: